jueves, 11 de julio de 2013

Laberintos flotantes

Una manera de ejercitar tu instinto es resolver un laberinto
como este sencillo laberinto acuático que propone Melissa.


Laberinto Acuatico from MELISSA on Vimeo.


Todavía es más efectivo si te desplazas con tu propio cuerpo por el laberinto.
Si quieres una versión refrescante puedes construir un circuito flotante.
Basta con utilizar corcheras, churros o flotadores para marcarlo en la piscina.
Y a nadar por diferentes caminos a ver quien llega a su destino.

Si queréis hacer una versión en cartón basta con ir juntando cajas.
Este laberinto de túneles es tan divertido de elaborar como de pasar.
En Construye un laberinto de cartón verás la elaboración.

Puede ser estimulante incluso para los más pequeños
como te explica en Carrusel con sus túneles para gatear.