sábado, 9 de noviembre de 2013

Privacidad o publicidad

Exceptuando algunos lugares del mundo 
donde aún no llega internet
todos vivimos expuestos a su doble poder.

Por un lado nos facilita el acceso a casi toda la información
pero  por el otro se queda con toda nuestra opinión,
gustos, preferencias y motivación,
y lo que no le decimos directamente
lo averigua por deducción.

Cada vez los chavales
 accedéis más temprano a las redes sociales,
cuando por ingenuidad y por inocencia,
uno aún se expresa con total transparencia.

Así se cae en la ambivalencia
de pedir privacidad
cuando se da facilidad
para la constante publicidad.


Quizás este video titulado "Máquinas transparentes"
haga reflexionar a nuestras mentes,
sobre que nosotros mismos damos toda la facilidad
para perder la privacidad.


Transparent Machines™ from beeple on Vimeo.


Para no obsesionarse con el tema
acabaremos con un lema
que nos enseñó una persona
que conserva la limpieza de un niño
junto con la sabiduría de un abuelo:

" si no tienes de que avergonzarte
no tienes porqué preocuparte "



De todas maneras, 
lo que no contamos nosotros
pronto lo dirá nuestro ADN o código genético.

¿ O quizás en un futuro no tan lejano 
algún microcircuito que se nos incorpore al nacer,
que a toda esta ambivalencia de la información 
nos permita acceder ?