miércoles, 30 de octubre de 2013

Rimas acuáticas

Para todos los que disfrutasteis con 
la entrenida historia en rimas de
" Un suntuoso derrochón "
su autor  robot de cartón
nos ha mandado amablemente
el texto integramente.


La historia de un suntuoso derrochón

Nuestra historia no cuenta maravillas,
Tampoco grandes hazañas
Es más bien sobre la calaña 
De a quien el barrio conoce como el señor canillas.

A este excéntrico personaje 
de gustos veleidosos
Tendremos el placer de conocer
Su nombre es Juna Carlos Roñoso.

Sus cuarenta barrios recorría
Desde temprano a la mañana,
Todas sus canillas abría
Pero ni su cara se mojaba

Juan Carlos se maquillaba
Y el grifo abierto dejaba
Al amanecer se lavaba los dientes
Y el agua chorreaba eternamente.

Sólo lavaba los platos 
para ver el agua correr un rato
Regaba a cada hora su única planta
Porqué desperdiciar el agua le encanta.

Manguereaba sus cuarenta autos a diario
A pesar de ser innecesario
-“Qué derrocho muchos litros?
Acaso no parezco un angelito?”

También generaba un gran despilfarro
En sus ratos de ocio con barro
De su pileta olímpica el agua cambiaba
Pero el nunca la usaba

Así era Juan Carlos Roñoso
Un tipo que se las daba de fino y gracioso
Pero en el barrio sabían 
que era un descuidado y un zaparrastroso

-“El señor Canillas no se da cuenta
que con el exceso que lo contenta
todo el agua del tanque se chupa”
se quejan el Beto ,el Cholo y la Cuca.

Los vecinos ya cansados
Hacia la mansión del agua marcharon
-“el derroche supera los registros
cortémosle el suministro”

El señor Cannillas de repente
Vio como se secaba su fuente
Y el agua ya no salia de sus baños 
Ni corría por ninguno de los caños

Desesperado corrió por su sopapa 
“a ver si con esto se destapa”
Y dale que dale y dale que va
Sopapa por aqui sopapa por alla
Tanto sopapeo que el desagüe se lo trago

Cayó,dobló ,giró y se estiró 
Con los camalotes y surubies en el rio terminó
Como nunca nadaba la corriente lo llevaba
Directo a la toma de la planta potabilizadora.

Cuca andaba campante
Ahora tenía agua para el mate
Pero se llevó una gran sorpresa
Al ver que de la canilla salia una cabeza.

“No se asuste señora 
sepa disculpar mi actitud otrora”
y ahí sentado en la bacha 
se tomó unos mates y le contó su racha

Cuca y Canillas se mataron de risa
Juan Carlos concluyó tras toda la situación
Que preparar el agua mucho trabajo da
Y que hay que cuidarla para la posteridad

Y con tantos articulos de plomeria
Construyó un parque que a todos divertía




Tienes la animación completa en  VIMEO 

o en el artículo Somos Agua